Noticias‎ > ‎

Este verano no será tan caluroso, pero no se puede bajar la guardia

publicado a la‎(s)‎ 3 jul. 2013 4:34 por SINIF Simposio Nacional sobre Incendios Forestales   [ actualizado el 3 jul. 2013 6:57 ]
Apenas hace quince días que comenzó el verano, una estación tradicionalmente considerada como de mayor riesgo de incendios forestales en todo el arco mediterráneo. Dada la importancia que adquieren los fenómenos meteorológicos en la evolución y extinción de los incendios forestales, nuestro director, Jaime Senabre, ha entrevistado al responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, el Dr. Jorge Olcina, profesor de dicha universidad y miembro del Comité Científico-Profesional del VI Simposio Nacional sobre Incendios forestales, a fin de que nos pueda arrojar algo de luz sobre el comportamiento de la atmósfera en las próximas semanas.

SINIF:    ¿Cómo describiría el curso actual del año, meteorológicamente hablando?

Jorge Olcina: En nuestra provincia, está siendo un año singular. Comenzó muy seco en enero y febrero, pero a partir de marzo las lluvias cayeron con mucha generosidad hasta el mes de mayo. Las temperaturas, por su parte, han estado conforme a las medias salvo en los meses de mayo y junio que han sido inferiores a lo normal. En cuanto a extremos atmosféricos hemos padecido vientos violentos (enero, marzo) y tormentas intensas, con fenómenos de granizo incluido (abril y mayo).

SINIF: Se dice que hemos tenido un invierno y primavera lluviosa en todo el país. Pero el agua precipitada del cielo,  ¿ha resultado igual de generosa en todas las cuencas hidrográficas?

Olcina: Si, en general, en toda España se han acumulado reservas de agua, debido a las lluvias y al deshielo, que están por encima de la media de los últimos 10 años. Por tanto, se puede afirmar que las demandas de agua en España están aseguradas para los próximos 12 meses, aunque dejara de llover radicalmente. Por tanto, está siendo un año hidrológico muy húmedo.

SINIF: En su opinión, ¿se podría establecer una relación causal directa entre las condiciones meteorológicas y el riesgo de incendios forestales?

Olcina: Sin duda. Por un lado, si el invierno y la primavera son lluviosas se favorece el crecimiento vegetal y especialmente del sotobosque que en la zona mediterránea crece con gran rapidez. Y si luego en verano se producen condiciones atmosféricas propicias para el desarrollo de incendios (llegadas de aire sahariano, situaciones de poniente en el litoral mediterráneo), los incendios desafortunadamente tienen lugar y pueden quemarse muchas hectáreas de bosque.

SINIF: A pocos días del inicio de la estación estival, ¿podríamos realizar una estimación de predicción meteorológica de cara a los meses, tradicionalmente, de mayor riesgo de incendios forestales? ¿Las condiciones meteorológicas, en general, serán menos hostiles?

Olcina: Los modelos de predicción son un poco confusos. Meteo-France y la NOAA estadounidense están señalando un verano incluso fresco en Europa occidental para los meses de julio y agosto, con temperaturas entre 1 y 3º C por debajo de las medias y precipitaciones por encima de lo normal. La Agencia Estatal de Meteorología de nuestro país ha señalado, sin embargo, que no se aprecian tendencias significativas para este verano; es decir, que en general será un verano bastante normal.
Se puede decir, eso si, que este verano aunque cálido y seco, como corresponde a nuestro país por propia ubicación geográfica, no será tan caluroso como el del año pasado y eso puede ser un factor de reducción del riesgo de incendios. Sin embargo como ha crecido mucho la masa de vegetación por las condiciones de la primavera, no se puede bajar la guardia en ningún momento. Si a ello unimos las reducciones en las partidas de prevención y extinción de incendios que se están aplicando en las administraciones central y autonómicas, la situación se puede complicar.

En conclusión, podemos interpretar, a tenor de las palabras del Dr. Olcina, que, en términos globales y estadísticos, el verano de 2013 será más suave que el del año pasado, incluso más fresco, independientemente de que se puedan dar picos de temperatura elevada propios de la estación en la que nos encontramos e incluso las denominadas "olas de calor", como la que han anunciado los medios de comunicación en el día de hoy. No obstante, y como dice nuestro climatólogo, no podemos bajar la guardia.


(fotos de archivo. Autor. S. Pascual)

Comments